miércoles, 3 de febrero de 2010

Un programa de rock (TV de la buena II)

Cuando hace un tiempo comentaba sobre algunas de las pocas cosas buenas que se emiten por la tele nacional omití mencionar un programa que es tan genial que merece una entrada aparte: Peter Capusotto y sus videos, que también ha tenido su correlato en un libro de reciente edición y un programa de radio.


Antes de esto, Diego Capusotto no me convencía mucho, ni en Cha Cha Cha (con Alfredo Casero y Fabio Alberti) ni en Todo por $2 (aunque sí me gustaban las canciones del ranking: cuida los chanchos, no goma no hay, etc). En cambio, en dupla con Pedro Saborido, con esta creación han dado en el clavo, o al menos esa es mi opinión. La combinación que hacen de rock, humor y política es demasiado buena...

No me voy a explayar mucho sobre los personajes del show porque en el lapso que lleva emitiéndose ha generado una legión de seguidores y abundan las páginas web que cubren su desarrollo, donde se pueden ver todos los videos ordenados por capítulo o por el personaje principal del sketch.

Pero lo que suele perderse en este recorte son los clips de música, que hacen enormemente a la calidad del programa cuando se lo ve completo. Son bandas muy buenas, que muchas personas no conocen en absoluto, en su mayoría de la época dorada del rock (décadas del 60 y 70). El que hace estos aportes es un tal Marcelo Iconomidis, pero bien podría ser Capusotto, quien es músico amateur y seguramente ha pasado más de una noche colgado con esos discos.

Además de rockero y futbolista frustrado, en su juventud fue militante peronista -según tengo entendido- lo que explica buena parte del contenido político del show, que a primera vista parece un compendio de bobadas, pero es más que eso. Claro que no hace falta ser un erudito en historia política ni del rock para disfrutar del programa, pero un completo ignorante en cualquiera de estos campos seguramente se pierde de entender buena parte de los chistes (algo similar a lo que ocurre con Los Simpson, que cuanto más se conoce de la idiosincrasia yanqui, más se disfrutan).

El libro, por su parte, no es sólo un curro para aprovechar la popularidad del formato, sino que se extiende sobre el mismo. He leído solamente algunas partes, que se consiguen acá, y me pareció muy bueno. Al que escribió esta reseña también. Las ilustraciones que acompañan esta entrada son sacadas de dicho libro, por supuesto.

Al programa de radio, que se llama Lucy en el cielo con Capusottos y va por la Rock & Pop, jamás lo escuché así que no puedo opinar. Según parece, el formato es similar al usado para TV, pero con otros personajes.

En definitiva: un programón, que por suerte lo están dosificando y diversificando para que no canse. Ojalá dure mucho tiempo porque me mato de la risa cuando lo veo. Y al que no le gusta, que seguro no lo entiende porque no es del palo, le sugiero que se compre un Catálogo de todas las cosas donde se habla con metáforas acerca de la marihuana, Parte I.

2 comentarios:

El ahorcado

Cómo jugar

En el recuadro 'su intento' se inserta la letra elegida y, si esta pertenece a la palabra, automáticamente aparecerá en la misma en cantidad y posiciones adecuadas o, si no, en la 'papelera'. En ese caso se agrega un trazo en la horca/ahorcado. Diez errores le cuestan la vida al muñeco.
Habiendo acertado o no, se puede clickear en 'Aprender la palabra', que muestra su significado.